Otras Noticias

Indígenas de América intercambian en Managua sobre soberanía alimentaria

Los representantes del Parlamento Indígena de América (PIA) intercambiaron experiencias y conocimientos sobre la situación de la seguridad y la soberanía alimentaria en los países del continente, durante un seminario internacional que se realizó en Nicaragua.

El seminario fue presidido por el diputado Brooklyn Rivera, presidente de la Comisión de Asuntos de los Pueblos Indígenas de la Asamblea Nacional de Nicaragua; el congresista Hugo Carrillo, presidente del PIA; y la diputada Iris Montenegro, vicepresidenta del parlamento nicaragüense.

Entre los temas abordados en el seminario destacan los transgénicos, los procesos de seguridad y soberanía alimentaria en varios países latinoamericanos y los procesos de autonomía indígena, resaltando la experiencia nicaragüense.

La diputada Iris Montenegro, vicepresidenta de la Asamblea Nacional de Nicaragua, explicó que el concepto de Soberanía Alimentaria fue introducido en 1996 por la Vía Campesina en la Cumbre Mundial de la Alimentación de la FAO.

"La Soberanía Alimentaria se entiende como la facultad de cada pueblo para definir sus propias políticas agrarias, y la alimentación de acuerdo a objetivos del desarrollo sostenible y de seguridad alimentaria", precisó la legisladora.

Según explicó la Soberanía Alimentaria implica la protección del mercado domestico contra los productos excedentarios que se venden más baratos en el mercado internacional y contra la práctica de formas no tan legitimas en la venta por debajo (a menor precio) en relación a los costos de producción.

"Este concepto de soberanía alimentaria constituye una forma de romper con lo tradicional de la Organización Mundial del Comercio (OMC) porque es necesario que nuestros países se le dé importancia al modo de producción de los alimentos y también a su origen. Resalta la relación de la importancia de alimentos baratos en el debilitamiento de la producción y la producción agraria local", comentó Montenegro.

En relación a Nicaragua, Montenegro resaltó que la Soberanía Alimentaria es vista como un elemento fundamental dentro de las metas y los compromisos que tienen los diferentes países especialmente los latinoamericanos.

Recordó que para llegar a la Soberanía Alimentaria en el país se redujo la pobreza y la desigualdad entre los nicaragüenses, gracias a una mejor distribución del ingreso. "Desde el año 1997 se viene trabajando en una política a nivel de estado de seguridad alimentaria que permita llevar esa disponibilidad, dado que el problema de la desnutrición general es multi causal, tiene que ver con la distribución, el acceso, las vías de comunicación, disponibilidad de alimentos, tiene que ver con el mercado, el aspecto educativo, en fin tiene que ver con muchos aspectos".

Según la CEPAL, indicó Montenegro, Nicaragua es el segundo país que redujo significativamente la pobreza en estos últimos años y a pesar de la crisis financiera mundial, Nicaragua hizo el esfuerzo gracias a un clima de confianza que ha llevado a mayores niveles de cohesión social y alianzas.

En ese sentido resaltó el modelo económico que tienen Nicaragua, el cual está dirigido hacia mejorar la condición de vida del ser humano, "está dirigido efectivamente a dar el mayor grado de felicidad, tranquilidad y que vaya abonando a la esperanza que necesitamos todos los nicaragüenses en esta etapa de nuestra vida".

La diputada Montenegro señaló que aunque hace falta mucho por hacer, un elemento importante ha sido la alianza que ha habido entre los trabajadores, los empresarios y el gobierno, "con un modelo de mayor participación de los ciudadanos en la toma de decisiones para resolver los principales problemas que urgen en nuestro país".

"El gran desafío continua siendo la reducción de la pobreza y de manera particular la pobreza extrema y en este sentido la Asamblea Nacional, de manera particular, aprobó recientemente la Ley de Seguridad Alimentaria. A nuestro modo de ver es una ley de avanzada. Tiene como principios fundamentales la participación ciudadana, velar porque haya disponibilidad de alimentos, que haya equidad y acceso a los mismos, que el consumo este en correspondencia a las necesidades básicas, que desde el punto de vista nutricional requiere el ser humano", comentó.

Montenegro valoró que con la Ley de Soberanía Alimentaria, aprobado por la Asamblea Nacional de Nicaragua, se busca que además de la participación en la producción y en la distribución, los ciudadanos participen también en la toma de decisiones, "para que haya eficiencia desde el punto de vista técnico en el manejo de todos los procesos de producción de alimentos, que no haya discriminación, manejamos el principio de la solidaridad. En fin un proceso integral", afirmó.

Para la Soberanía Alimentaria los términos de intercambio actuales son inadecuados

Por su parte el Presidente del Parlamento Indígena de América (PIA) el congresista Hugo Carrillo, explicó que al hablar de Soberanía Alimentaria se habla de un tema sensible en Latinoamérica.

Según Carrillo, nuestros recursos alimentan a la humanidad, pero su costo no es compensado adecuadamente. Por ejemplo, indicó, un kilogramo de papas que requiere para su producción un año, termina costando 20 céntimos de dólar, y un chip que nos vende la tecnología cuya producción requiere dos o tres minutos o 5 segundos, termina costando 10 o 20 dólares.

Para Carrillo, situaciones de ese tipo representan que "los términos de intercambio son inadecuados, los términos de intercambio no reconocen la condicionalidad de la producción agropecuaria".

En ese sentido explicó que el primer tema por el cual se convierte en sensible la soberanía alimentaria, es porque en el mundo capitalista no se reconocen los valores, no solamente de la producción, sino que además no se reconoce que es absolutamente importante el mantenimiento de los recursos genéticos.

Carrillo resaltó que otro de los temas sensibles tiene que ver con la propiedad de las patentes de los recursos genéticos de los alimentos que han sido expropiados por intereses extranjeros

"A ningún productor agrario se le reconoce alguna patente. Nuestras patentes se las apropian los grandes mercados, nos hacen firmar tratados de libre comercio, pero en realidad hacen que las patentes jueguen en contra nuestra", denunció.

Ante esas realidades, Carrillo plantea que lo que pretende el PIA es sensibilizar a la población latinoamericana acerca de la composición en los parlamentos y sobre la presencia política de las poblaciones originarias o indígenas en el quehacer político.

"Tenemos que visibilizarnos, nuestros países tienen que reorganizar, tienen que hacer nuevamente sus diagnósticos para ver su composición. Teóricamente se dice que somos países pluriculturales multilingües, pero ¿cómo funciona ese multilingüismo en nuestros países, en nuestro sistema educativo?.

Ante esa interrogante, Carrillo sostiene que el sistema educativo termina siendo uniforme para todos nuestros países y destruye la visión originaria, destruye la cosmovisión y destruye los elementos más preciado de nuestras culturas, que además son culturas milenarias y que no tienen nada que envidiar a las culturas modernas como la europea o norteamericana.

¿Qué es el PIA?

El PIA es un organismo autónomo, no gubernamental de ámbito continental creado en el año 1987.

Según información del PIA, su principal propósito consiste en promover y velar por el desarrollo de los pueblos indígenas, sirviendo como foro político y fomentando las relaciones con otros parlamentos en un marco de paz, respeto de los derechos humanos, justicia social, libertad, democracia y de plena participación de los pueblos en los procesos de desarrollo e integración.

Fuente: El 19.


MÁS NOTICIAS DE ESTA SECCIÓN